Dr. ZEIDA PATRICIA HOCES LA ROSA

Pedagoga de formación profesional, Magister en Didáctica universitaria, Dra., en Educación, DEA en Psicología de la Educación y Desarrollo Humano, es docente adscrita al Departamento académico de ciencias y humanidades-Facultad de Educación, tomó posición del cargo de Defensora Universitaria de la Universidad Nacional de Huancavelica el 10 de agosto del 2018

ACTA DE DENUNCIA

HOJA DE TRAMITE EN DEFENSORIA UNIVERSITARIA

HOSTIGAMIENTO SEXUAL Y ACOSO SEXUAL, TÉRMINOS QUE SE DEBEN ESCLARECER EN EL ÁMBITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO

Dra. Zeida Patricia Hoces La Rosa

        DEFENSORA UNIVERSITARIA

El ámbito académico universitario se pone de pie para hacer causa común contra el hostigamiento y acoso sexual en cualquier ámbito de manera general y en la Comunidad Universitaria específicamente.

El hostigamiento y acoso sexual son tipos de violencia que han  sido claramente tipificados como problema oculto debido a su poca visibilidad , la misma que responde a la falta o mínima  cantidad de denuncias y  a su desconocimiento por grupos representativos de la población como bien lo sostiene  Páludi (2006,p.103).

La temática abordada es de gran interés para los profesionales que se desenvuelven en el campo académico, los estudiantes y los trabajadores  que prestan su servicio  como apoyo administrativo, pues están convencidos  que las universidades son  espacios  públicos  donde los discentes  van formándose en la carrera profesional optada y en donde deben ganar la confianza en sí mismos y en  el personal que coadyuva en lograrlo.

Sin embargo,  frente a manifestaciones de hostigamiento o acaso sexual, la reacción debe ser inmediata en su confrontación, cuidando de proteger al  hostigado/a. Ya que entendemos  que la educación  es un instrumento  que permite prevenir comportamientos violentos.

El término  “Acoso sexual académico” ,  de acuerdo al artículo  7 de la Ley orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres que está en relación a la definición  de acoso sexual  o de acoso por razón del sexo  señala lo siguiente: “ cualquier comportamiento verbal o físico, de naturaleza sexual que tenga el propósito o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular, cuando se crea un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo”, de igual manera, La Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los Estados Unidos, (U.S. Department of Education Office for Civil Rights, detalla que el acoso sexual puede consistir en conductas como tocamientos de naturaleza sexual, comentarios, bromas o gestos sexuales, exhibición de fotografías, grafitis o ilustraciones sexualmente explícitas, llamar a los estudiantes por un nombre con connotaciones sexuales, difundir rumores sexuales, enviar, mostrar o crear e-mails o web- sites de naturaleza sexual, entre otros.

Es importante que los miembros de la comunidad universitaria huancavelicana distingan claramente los términos relacionados con las categorías que se exponen en este  artículo; es decir, “chantaje sexual” o acoso “quid pro quo” (del latín “esto a cambio de eso”, también denominado “acoso de intercambio”) será el producido por un superior jerárquico o por alguna persona que pueda incidir sobre el empleo y las condiciones de trabajo de la persona acosada.

“Acoso sexual ambiental” será aquella conducta que crea un entorno laboral intimidatorio, hostil o humillante para la persona que es objeto de la misma. Entre las conductas que podrían llegar a crear este ambiente hostil, se encuentran los chistes o insultos, coqueteos, comentarios acerca del cuerpo o vida sexual de una persona, comentarios sexualmente degradantes, solicitudes repetidas de citas, gestos sexualmente vulgares, insinuaciones, contactos físicos indeseados, entre otros (Sánchez de Lara y Chicano, 2010:63).

Si bien es cierto  esta clasificación fue efectuada partiendo de casos de acoso sexual laboral, claramente se pueden realizar paralelismos con los casos de acoso sobre estudiantes y se puede aplicar a aquellas personas que trabajan en el contexto educativo.

Estudios realizados a nivel mundial demuestran que muy pocos estudiantes  denuncian estos hechos ante las autoridades, pero que efectivamente suceden en los claustros universitarios.

En el caso Perú,  a partir de la reforma universitaria  con la Ley 30220 se ha puesto sobre el tapete del debate,  las categorías: hostigamiento sexual y acoso sexual;  se vienen implementando en cada una de las universidades sus reglamentos  de prevención de hostigamiento y acoso sexual o protocolos correspondientes, justamente para asegurar el bienestar emocional y físico de la población estudiantil universitaria.

Referencias  Bibliográficas

-Paludi, M.et al (2006): International Perspectives on Sexual Harassment of College Students. The Sounds of Silence. Annals New York Academy of Sciences, (1087)

-Sánchez, C. y Chicano, E. (2010): Del acoso sexual. Aspectos penales. (Pamplona, Thomson Reuters, Ed. Aranzadi, S.A

-Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los Estados Unidos, (s.f.)  (U.S. Departament of Education Office for Civil Rights), es una agencia federal con la responsabilidad de garantizar la igualdad de acceso a la educación a través del respeto de los derechos civiles.

REGLAMENTO PARA LA PREVENCIÓN E INTERVENCIÓN EN CASOS DE HOSTIGAMIENTO SEXUAL EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

REGLAMENTOS DE LA OFICINA DE DEFENSORIA UNIVERSITARIA

BANNER DE DEFENSORIA UNIVERSITARIA

TRÍPTICO DE DEFENSORÍA UNIVERSITARIA